domingo, 20 de julio de 2008

En el éxtasis del flash


Cuando sentimos que aquel sonido imperceptible nos captura y mientras apenas el lente de la cámara nos observa, sólo pretendemos atrapar esa fotografía con nuestra mejor mirada y sentir que somos perfectos, delgados y hermosos, y que nuestra ropa soportada por pisos de mármol, es transformada en un creación parisinas, que no lejos del glamour, nos transporta a un momento de ensueño, ese momento que sintió Stam en Versalles o Soldati correteando entre ovejas como un pastor, mientras llevaba una abrigo de Dolce&Gabbana. El resultado siempre se transforma en el ideal de belleza que estamos buscando, pero al mismo tiempo nos transmite que lo más mínimo o quien lo pueda afligir llevará nuestro ideal a su destrucción.

Todas las mañanas tratamos de lograr esa apariencia que enamorará a todo aquel que queramos, es allí cuando la superficialidad nos encarna y pensamos que lo material y el haber preconcebido la vida como una ventana a nuestro ideal de belleza es lo único que importa. En el éxtasis del flash nos sentimos en paz, como en una burbuja de cristal irrompible, llena de todo lo que deseamos y dejando lo malo fuera de ella.

En una mañana cualquiera, luego de perfumar mi ropa con la fragancia de algún diseñador, salgo a la calle y comienza el test que más adoro, un test aplicado por mí, el test está basado en las miradas y sólo cuando él o ella posa su mirada en mí me siento ideal, esa mirada se convierte en su anhelo y me demuestra que mi apariencia es la correcta, sale del montón y deslumbra entre los vestigios de la multitud. A veces una insignificante mancha de café nos hace sentir que todo está perdido, nuestro ideal de belleza ha muerto, pero es allí en medio de la imperfección cuando nos permitimos ver a esa pequeña niña en silla de ruedas, quien acompañada de su padre sale de un vagón mal oliente, lleno de vestigios de una multitud incorrecta, su poca edad y su inmadurez no le permite ver las miradas de lástima que una sociedad inexistente lanza contra ella y contra su padre; una sociedad llena de personas que por pertenecer al montón se sienten superiores cuando en realidad no lo son, y se toman la osadía de pensar: “pobrecita”.

En ese momento me doy cuenta que soy afortunado por llevar esa mancha de café, mi único problema hasta ese momento, al mismo tiempo soy afortunado por ser quien soy, pero también observo lo cruel que es la sociedad y que al mirar a una niña en su condición lo que nunca debemos hacer es sentir lástima, lo correcto es darnos cuenta que es una persona normal igual a las demás o quizás mucho mejor. Ahora sólo me queda esperar a que el éxtasis del flash deslumbre a esa pequeña y la haga sentir lo que puede ser y lo que es su realidad, regalándole su propia burbuja de cristal.

13 comentarios:

*Di€g0* dijo...

Debe haber una razón por la cual nos esmeramos tanto a la hora de una foto, bien sea que nos la tomemos nosotros a gusto personal o nos la tomen para capturar ese momento "Kodak" amiguero.

Aunque existen esas ocasiones en que la luz nos destella tan intensamente que olvidamos por segundos la esencia de las cosas mas importantes que nos rodea, lo primordial es no ocupar tanto tiempo en lograr una perfección perenne a punta de fotografías.

Sugiero separar las dos cosas por un instante...refugiemonos en ese extasis mientras dure, eso si, sin quedarnos largo rato, para que no nos perdamos y obviemos el resto.

Say cheese!

Diego

Jernest** dijo...

RU!! definitivamente tu mejor post so far... increíble como pasate de lo sublime a lo mundano, de lo suprefluo a lo verdaderamente importante, lo humano...

no se que decir más que es muy cierto todo lo que escribiste, todos somos inevitablemente víctimas del flash hasta que nos dan un sacudón como el que tu mencionas...

xoxoxoxoxoxoxoxoxoxoxo

Anónimo dijo...

Sí, lo amé, definitivamente lo que siento hacia esta entrada es amor jajajaa.
Una vez estaba en un restaurante, y un chamito en una silla de rueda estaba lanzándome bolitas de papel con toda la cara de carajito malintencionado de Diablitos Under Wood, y yo lo veía un poco "feo" y cuando mi madre me dijo algo tipo "No lo veas así porque es discapacitado" me di cuenta de lo que dices en esta entrada. No entendí como por lástima debía soportar lo que el niño me hacía como si se tratase de sus piernas de lo que me burlaba, suena un poco rara la anécdota pero no sé porque me pareció similar jajaja.

Anónimo dijo...

hi sexy aqui nicole scherzinger y bueh demaz nice tu blog d esta semana ok?? y pues si todos somos victimas del flash incluso yo que me siento toda una diva al salir de mi casa con mi ropa asi toda nice per a veces uno mismo se crea el complejo de estar feo o gordo o que si a uno le salio una pepita en la cara y hasta yo mismo he sido victima de mi mismo al exigirme mejorar en aspecto para deslumbrar a la gente y yo soy uno de los que piensa que es malo tenerle lastima a la gente porque a mi no me gusta que nadie lo tenga por mi... una anecdota que me paso un dia en mc wendys de un centro comercial muy conocido por la populacion de caracas ajaja me he llenado mi sweater de zara bello asi marron(en ese entonces era que estaba empezando a salir de moda esa marca y no estaba tan puteado como ahora) de salsa de tomate yo queria morir y mas cuando mi mama se diera cuenta y he salido casi que llorando al baño y dije shit que hagoooo :( bueh me he lavado el sweater con jabon de manos y esa verga mojadaaaa y diox osea mas bien m toy es empantanando ajajaj y me pegue el aire caliente ese ajaja y sali como nuevooooooooooooo con una sonrisa de oreja a oreja ajajaja bueh ya mi bello m voy t kelo sales como simpaticon en esa foto ajajaja sexy chauuu con amor nicole q no se te olvide escuchar mi new song

Reina dijo...

Oh por Dios! tienes tanta razón en lo q dices... a veces nos creemos tanto sin saber q somos tan poco.

Love this post dear... espero q nos pongas a filosofar más.

Luchi*cha dijo...

Está bien filosofar,pero yo no me creo más que la gente, simplemente lo soy HAHAHAHAHA... jugandito!

Pero en serio...

Si creemos (ligeramente, con cordura y conciencia) en que somos mejores podemos alcanzar muchísimo. No lo digo yo, lo dicen otros que se han ganado un puesto por sentir y vivir la vida bajo ese lema.

Me gustó la foto!

Luchi*cha

Sandum dijo...

Estoy impresiionado.... Ni sé que comentar, me parece muy acertado, correcto y hasta sincero lo que has escrito aqui... Saludos!

E.S.Kinny dijo...

un post muy tierno y tienes razon, las personas "normales" siempre estamos pendientes de lo menos importante y no nos detenemos a ver que es lo que en verdad necesitamos y mucho menos vemos como estan los demas.

Gabriel Isturiz! dijo...

que bueno el post, en serio!

tocaste algo que yo mantengo oculto a veces, el lado humano, ya que ando de superficial viendo que llevas, como te ves y esas cosas, pero a veces pasan cosas como la de la niña del metro que me hacen entrar en razón.

mi mayor problema sería sentirme normal, pero el mayor de los gustos de esa niña sería ser "normal" (lo coloco en tre comillas ya sabes por qué)

me encantó! tu forma de escribir estuvo MUY buena! en serio!

CasthellanoX dijo...

me encanto este post. creo que lo que hiba a decir lo dijo diego =(
saludos!

Marich!!! dijo...

ps muy buen mensaje con moraleja y más!!!!!!el título impacta, me gusta... y ademas tus palabras son las correctas rubycooky.... chevre chevre ...un 5 inmenso para ti....

pablitö dijo...

excelente post... bonito mensaje y muy cierto todo

saludos

Anónimo dijo...

rayos!!! siento q amo esto que ecribiste.. de verdad es algo muy cierto, muchas veces olvidamos la esencia de alguien más por una simple mancha de café... Pero muchos tenemos el poder para darnos cuenta antes de que se haga tarde para no ahogarnos en nuestro propio ego y en esta jungla de asfalto con gente mediocre incapaz de mirar mas alla de sus pestañas...... De verdad te mereces muchas cosas bonitas... Kien t kiere un montoooon....

Yo ҜεĹĹγ Žυεđ